Usamos cookies para recordar tus elecciones, mejorar la experiencia del usuario en nuestros sitios web y llevar una estadística de visitas. Puedes encontrar más información acerca del uso que hacemos de las cookies, incluyendo cómo desactivarlas, en nuestra política sobre cookies. Al utilizar nuestras páginas web, aceptas que podemos instalar estos tipos de cookies en tu dispositivo.

Bienvenido a
PC Asesores

Selecciona tu sede

Imagen de Hacienda exige a 136.000 propietarios que tributen por alquilar a través de plataformas como Airbnb

Hacienda exige a 136.000 propietarios que tributen por alquilar a través de plataformas como Airbnb

20 / 03 / 2018

- Hacienda recaudó 14.792 millones por la lucha contra el fraude en 2017, un 0,6% menos que el año anterior

- 4,8 millones de contribuyentes podrán presentar su declaración de la renta a través del móvil con la aplicación de la Agencia Tributaria

- El 'pelotazo' de alquilar en la red: 5.000 euros al mes


Hacienda sigue endureciendo su control sobre los alquileres de viviendas y, en concreto, sobre los beneficios que obtienen los contribuyentes que arrendan sus inmuebles a través de páginas web como Airbnb. En 2017, y según los datos que ayer ofreció la Agencia Tributaria, 136.600 contribuyentes recibieron un aviso en el que se les indica que deben incluir en su declaración de la renta los ingresos derivados de esta actividad.

La cifra supone un importante aumento con respecto a 2016, cuando se emitieron unos 21.500 avisos, y es el resultado de la actividad que comenzó ya en la campaña de la Renta de 2015. Entonces, el organismo dirigido por Santiago Menéndez realizó el siguiente aviso: «De acuerdo con los datos de que dispone la Agencia Tributaria, usted ha realizado anuncios de alquiler de inmuebles en diferentes medios publicitarios, incluido internet. Le recordamos que, en caso de haber percibido rentas por alquiler, deben incluirse en la declaración, así como cualquier tipo de renta por la que deba tributar y no conste en los datos fiscales».

En aquel momento, la Agencia Tributaria identificó los pisos alquilados a través de internet como uno de sus principales objetivos ya que muchos de sus dueños no tributaban por los ingresos obtenidos. O, en otras palabras, que cometían fraude ya que no cumplían sus obligaciones con el fisco. Desde entonces, además del incremento en el número de advertencias, también se han declarado 522 millones en alquileres, lo que supone un aumento del 40%.

Airbnb no es la única plataforma que Hacienda investiga de cerca, ya que existen otras como Wimdu, HomeAway o los sitios web de las diferentes inmobiliarias. Pero sin duda éste es el caso más importante ya que se trata de la mayor compañía de alquiler de viviendas turísticas en España, con Barcelona como una de sus primeras plazas mundiales y en franca expansión por grandes ciudades como Madrid o zonas como Baleares.

La empresa, que obtiene una comisión de los ingresos de sus anfitriones en todo el mundo, no indica el número de viviendas o plazas que ofrece a través de la web. Su propia tributación y la del resto de grandes tecnológicas como Google, Facebook, Uber o Amazon es un problema que la Comisión Europea quiere abordar esta misma semana a través de un tratamiento fiscal específico.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que esperaría a que haya una norma europea para actuar en este aspecto. Pero, mientras tanto, lo que sí que ha hecho la Agencia Tributaria es extender su control sobre otros ámbitos de la llamada economía colaborativa que, en muchos casos, se han convertido en lucrativos negocios. Así consta en el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2018, documento en el que además de recordar su control sobre empresas de transporte como la mencionada Uber o Cabify, también se alude a otras como BlaBlaCar, compañía que pone en contacto a diferentes usuarios para que compartan vehículo.

FUENTE: www.elmundo.es